La belleza del caos

Línea Grandes Colecciones de México

Firenze ha creado la línea Grandes Colecciones de México, se trata de resaltar el inmenso valor de la identidad y cultura mexicana.

Dentro de una fusión de estilos que refleja la personalidad y particularidades que abarca diferentes regiones de nuestro país, Firenze colaboro con Design Week México para rendir homenaje a la capital.

 

Este trabajo de investigación funcionó como punto de partida para el diseño de la colección desarrollada por Firenze en colaboración con Virgilio Kuri, vitralista, esmaltista y ceramista mexicano.

Kuri plantea que la ciudad nos permite “unirnos no sólo para protegernos, sino para aprender juntos, unos de otros; haciéndonos un lugar en el mundo, construyéndolo a nuestro antojo”.

El origen de la Ciudad de México le debe mucho a las características de los materiales que dieron forma a su construcción.
El magma expulsado por la actividad volcánica le otorgó a sus habitantes rocas porosas y ligeras, frutos del fuego que proveyeron la semilla necesaria para el crecimiento de la ciudad.

 

“En su camino de renovación la ciudad ha crecido a pasos agigantados y desordenados, incorporando diferentes influencias y estilos que refljan la misma diversidad de su población”

 


Aplicación del porcelánico Kali 
inspirado en la Torre Latinoamericana.

A través de su largo trayecto histórico y a casi setecientos años de su fundación, la capital mexicana ha pasado de ser un islote en el lago de Texcoco a una de las mayores ciudades del mundo, construyendo y reconstruyéndose sobre las capas de su historia.

Desde sus orígenes el color ha ocupado
 un lugar importante en la vida de la Ciudad.

Presente en una variedad caleidoscópica de tonalidades y plasmada en un sin fin de objetos, desde 
el brillante violeta de las jacarandas en flor que anuncia la primavera hasta el bullicio y ajetreo de las plazas y mercados, el color es un elemento imperdible de 
la capital mexicana.

 

 

 

Render con el porcelánico Lítica inspirado en 
las texturas de la milenaria arquitectura Mexica.

En su camino de renovación la ciudad
 ha crecido a pasos agigantados y desordenados, transformando radicalmente su entorno mediante su voraz expansión horizontal y vertical e incorporando diferentes estilos que reflejan la misma diversidad cosmopolita de su población. Los nuevos miradores les han permitido a sus ciudadanos visualizar la identidad dinámica y plural de la ciudad, concediendo un panorama del porvenir que nos posibilita abrir la vista hacia el horizonte.

El futuro de la Ciudad de México no puede entenderse prestando atención a sólo una zona o un periodo de
su historia. En su existir cotidiano conviven un sinfín de influencias
que dan testimonio de su pasado
al mismo tiempo que sostienen su presente y nutren su futuro. Esta mezcla, orgánica y desordenada, impide una lectura o experiencia lineal o pragmática de la ciudad. Pero lejos de ser un defecto, esta naturaleza ecléctica se ha convertido en un sello distintivo de belleza e identidad, uno que la capital mexicana seguramente seguirá aprovechando en la incesante construcción de su legado.

 

 

 

Render con el porcelánico Ferrico inspirado 
en las texturas de la gran CDMX.


Si quieres conocer la colección completa visita:

https://www.firenzeworld.com/productos/coleccion_cdmx